Atención psicológica temprana en accidentes

por | 22 abril, 2015

 

¿ Porqué atención psicológica temprana en accidentes, desastres, emergencias y crisis?

 

Actualmente, eAccidentes Alpesn el mundo nos encontramos y enfrentamos a desastres en una escala sin precedentes. Podemos diferenciar entre accidente, emergencia, desastre y catástrofe dependiendo del número de personas implicadas, capacidad de respuesta y recursos necesarios para afrontarlo y la ruptura y daños en los sistemas sociales implicados.

Estas situaciones revasan la capacidad de respuesta del individuo. El estrés que producen es muy severo dando lugar a reacciones físicas, conductuales y mentales alarmantes que a pesar de ser normales requieren de atención inmediata. Producen mucho sufrimiento, desorganizan e incapacitan temporalmente a la persona.

Hoy sabemos la importacia que tiene la atención psicológica temprana para el reestrablecimiento del  equilibrio emocional de las víctimas y de las personas implicadas . Estas intervenciones son fundamentales en la  prevención del desarrollo del Trastorno por Estrés Post-traumático (TEPT). Los síntomas derivados de estas difíciles situaciones pueden presentarse y  desarrollarse a plazo corto o largo. De igual modo a partir del suceso se pueden sufrir  consumos abusivos de sustancias que tienen como función inmediata el control emocional, pero que a la vez son una barrera para afrontar la situación y planear el futuro.

Así, la atención en los primeros auxilios psicologicos y la intervención con terapias centradas en el trauma son una tarea indispensable para disminuir el impacto del desastre.

En el primer momento del desastre se debe  acompañar al afectado sin intentar modificar sus conductas defensivas. Buscar un lugar tranquilo para hablar. Es de indudable ayuda escuchar, empatizar, invitar a narrar lo sucedido, facilitar el desahogo, mostrando preocupación por su bienestar. Se debe de intentar que la persona esté confortable, se debe de invitar a que hable, tranquilizando con la compañía pero nunca negando su dolor, ni comentando “no te preocupes”. Se debe de estar muy atento a las condiciones médicas personales ya que la ansiedad, agitación o insominio están presentes y puede dañarle seriamente a la persona.

Confirmarle que las reacciones que tiene son normales y pasajeras por muy desorganizadas que parezcan es de gran apoyo. También debemos de protegerle de la prensa y de los curiosos.

Ofrecerle información verídica y suficiente sobre los hechos acontecidos, dando tiempos de silencios para que vaya preguntando. Acompañamiento a reconocimiento de familiares, ayudaen toma de dicisiones, comunicar la disponibilidad de equipos de atención psicológica en su comunidad para acudir posteriormente a solicitar apoyo  si así es necesario.… etc.

La psicología puede ofrecer, a través de una actuación  responsable y organizada junto con la asistencia sanitaria, un gran ayuda a  la recuperación integral de la calidad de vida de todas aquellas personas que se ven afectas por un accidente, emergencia, desastre o catástrofe.