Miedo y Ansiedad en los niños y niñas

por | 14 febrero, 2018

TERAPIA PSICOLÓGICA EN  MIEDOS Y ANSIEDAD INFANTIL

Atención Psicológica Integral Tudela

Teléfono 634 41 89 51

 

Los mieMiedo Ansiedaddos son resultado de nuestra evolución como especie humana. Es nuestro  sistema de protección que se activa frente a los peligros y nos protege de ellos impidiendo  que nos expongamos a a situaciones peligrosas.

Así podemos ver como un sistema de protección y una reacción adaptativa que un pequeño o pequeña  tenga miedo a los animales, a los fuertes ruidos,  a los extraños, a estar lejos de papá y mamá.

Los miedos evolucionan al ritmo del desarrollo de los niños y niñas.  Así entre los 3 y 5 años el miedo a los extraños ira disminuyendo, la ansiedad por separación de las figuras de apego desciende y podemos observar como otros  temores pueden aumentar. Así sucede con el miedo a la oscuridad y comprobaremos que otros temores aparecen.

Este transito es le resultado del desarrollo de  las habilidades congnitivas en los niños y niñas que hacen posible valorar de un modo más complejo las situaciones. También se desarrolla enormemente la capacidad de imaginación, instaurándose el “pensamiento mágico”. Los “nuevos miedos” pueden estar más relacionados con este  pensamiento mágico y podremos observar como de los 5 años en adelante el niño o niña se  sobresalta con los personajes disfrazados,  mitológicos y ciertas escenas de películas o dibujos animados.

Conforme se avanza a nivel madurativo y entre los 9 y 12 años debutarán  los temores sociales,  a los exámenes, al aspecto físico, a la muerte.

Confirmando que el miedo es una emoción que nos protege, que los temores son naturales en nuestro sistema evolutivo, podemos preguntarnos cuando se puede considerar que es motivo de preocupación y de solicitud de ayuda para poder superarlos. En general podemos establecer que es conveniente solicitar ayuda cuanto este miedo es desproporcionado, produce malestar, alta preocupación, conductas alteradas y/descontroladas y rompe las rutinas del niño, de la niña. La psicoterapia ofrece buenos resultados así hemos podido tener efectividad en varios casos tratados concretamente: miedo a atragantarse que dificultaba realizar ingestas de modo habitual habiendo tenido importante pérdida de peso; miedo a dormir en su habitación, sin compañía, que rompía la rutina familiar de descanso; miedo social que paralizaba las relaciones sociales del preadolescente.

Ilustración obra de Nannette